OCT: una prueba que aporta mucha información sin molestias para el paciente

La tomografía de coherencia óptica (OCT) es una prueba diagnóstica usada en oftalmología que aporta información muy importante sobre el estado de diferentes estructuras del ojo, sobre todo de la retina y el nervio óptico.

Mediante emisión de luz y su reflexión en los tejidos del ojo, nos proporciona una imagen de las diferentes estructuras y sus capas a modo de escáner  on una resolución de micras, pudiendo valorar la existencia de alteraciones por muy pequeñas que están sean.

Puede estudiar la cornea, el iris, el cristalino pero su principal aplicación es el estudio de las enfermedades de la retina (diabéticos, degeneraciones maculares, miopes, etc.) y del nervio óptico (principalmente glaucoma) y los resultados  de los tratamientos aplicados sobre ellos. Resulta pues una prueba fundamental en estas enfermedades.

Nos permite diagnosticar problemas en estas estructuras que pueden no ser detectadas con las exploraciones habituales y todo ello sin molestia para el paciente pues consiste en una especie de foto del ojo solo necesitando en ocasiones dilatar la pupila.



Un ejemplo visual de la OCT:

OCT

OCT MACULAR (RETINA)

OCT MACULAR

OCT DE NERVIO ÓPTICO

OCT DE NERVIO ÓPTICO
Este artículo ha sido realizado por el Dr. Pablo Catalán, retinólogo de la Clínica CIMO.

2 comentarios:

  1. Me debo hacer un OCT y quería conocer más al respecto. Esta información me parece muy interesante y bien explicado. Muchas gracias.

  1. Un gran artículo, muy aclaratorio, muy bien explicado.
    Muchas gracias doctor Cezón.

 
Con ojos sanos © 2013