Cirugía de la catarata y Degeneración macular (DMAE)

No hay ninguna evidencia de que la cirugía de la catarata acelere la progresión de la DMAE
 
En el reciente ESCRS de Milán tuve la oportunidad de asistir al Simposio EURetina, sin duda  una sesión apasionante. Entre otros muchos temas se trató la relación posible entre la cirugía de la catarata y la DMAE. Ya sabemos que la DMAE es una enfermedad devastadora, muy frecuente en nuestra sociedad, que produce una pérdida progresiva de la visión central. A modo de resumen, indicar que hay dos formas de DMAE, la forma seca, la más frecuente, sin tratamiento y la forma húmeda que diagnosticada a tiempo tiene formas de tratamiento con sustancias llamadas anti-angiogénicas. Pues bien, es fuente de debates "calientes" entre retinólogos y "cataratólogos"  la posible relación entre cirugía de catarata y progresión de la DMAE.

Una de las preguntas más controvertidas debatidas en el ESCRS de Milán fue si la cirugía de la catarata es segura en paciente ya diagnosticado de DMAE. La respuesta por parte del Dr. Sebastian Wolf, de Berna, Suiza fue concluyente: " No existe ninguna prueba concluyente de que una cirugía de la catarata favorezca la aparición de una DMAE, ni tan siquiera que una DMAE húmeda empeore tras la cirugía".

Retinografía y OCT de DMAE de tipo húmedo
 

El papel de las sustancias anti-angiogénicas


 Otro de los puntos calientes del Simposio fue el papel profiláctico de las sustancias anti-angiogénicas (Avastin, Lucentis) y las conclusiones fueron también rotundas: " No hay prueba alguna de que los anti-angiogénicos tengan un papel preventivo, ni en las formas secas ni en las húmedas de DMAE, antes de una cirugía de catarata".

Por supuesto, ante la menor sospecha de posible neovascularización coroidea (el paciente ve las líneas torcidas, pérdida de visión,...) antes de una cirugía de catarata hay que realizar todas las pruebas pertinentes de diagnóstico (angiografía fluoresceínica, OCT). Las formas húmedas de DMAE tienen que ser tratadas previamente hasta su estabilización antes de la cirugía de la catarata.
El Dr. Frank G. Holz, de Bonn, Alemania, sí recomendó, sin embargo, el uso profiláctico de anti-angiogénicos antes de la cirugía de la catarata con la finalidad de contrarestar el aumento de actividad de la enfermedad por la inflamación inducida por la propia cirugía.
Como vemos sigue siendo un tema controvertido que habrá que seguir con atención. En un futuro inmediato saldrán al mercado nuevas sustancias anti-angiogénicas más efectivas -y más caras, que ya lo son, y mucho-. Hay que realizar estudios que demuestren verdaderamente la utilidad de las mismas como mecanismo de prevención en una cirugía de la catarata.


0 comentarios:

 
Con ojos sanos © 2013